La amistad entre Pedro Infante y Miguel Alemán


El Licenciado Miguel Alemán Valdés no sólo tenía contactos y amistades en la esfera política, sino también en el ámbito cinematográfico. Sus grandes amigos eran Mario Moreno “Cantinflas”, Jorge Negrete y el “Ídolo de México”, Pedro Infante.

A Infante siempre le gustó realizar labores altruistas en favor de los más necesitados, es por ello que le solicitó al Presidente Alemán que intercediera por él ante el gobernador de Sinaloa para que le permitiera construir una escuela primaria para los niños de su natal Guamúchil, Sinaloa.

Así, el Mandatario le envió una carta al Licenciado Enrique Pérez Arce, gobernador de Sinaloa, para que le otorgara a Infante todas las facilidades necesarias en la construcción de la escuela.

Asimismo, Alemán le proporcionó a Pedro Infante dos guardaespaldas para que se encargaran de su seguridad personal: los militares Francisco “El Indio” Sandoval y Enrique López Azúa, que terminaron siendo amigos del propio ídolo del cine nacional y del productor Ismael Rodríguez.

Es por esto por lo que el Presidente convenció al cineasta para que produjera una película protagonizada por las dos luminarias del momento: Infante y Jorge Negrete. Así, en febrero de 1952, se estrenó la cinta Dos Tipos de Cuidado; ambos actores temían opacarse mutuamente por los talentos del otro.

Sin embargo, Ismael Rodríguez logró equilibrar las actuaciones de ambos para que se lucieran de igual manera. Desafortunadamente Pedro Infante tenía fama de ser muy enamoradizo y mujeriego, por lo cual aprovechó su amistad con el Presidente para enamorar y seducir a la esposa de éste, la señora Beatriz Velasco Mendoza, a la que convirtió en su amante.

Su gusto por las mujeres provocó que una de ellas lo denunciara por bigamia, por lo que Infante buscó al Presidente Adolfo Ruiz Cortines para que, mediante su poder e influencias, dejara sin efecto dicha denuncia.

Otra de las aficiones de Pedro Infante era la aviación; no obstante, las únicas dos veces que piloteó terminaron en tragedia. La mañana del 15 de abril de 1957, Pedro Infante despegaría de la ciudad de Mérida, Yucatán, con destino a la Ciudad de México, en cuyo aeropuerto ya lo esperaban sus amigos y guardaespaldas; desafortunadamente, la aeronave se estrelló al momento de despegar.

Con escasos 40 años, falleció el “Ídolo de México”, Pedro Infante Cruz, conmocionando con su deceso al pueblo de mexicano. Su cadáver fue traído a la Capital y el cortejo fúnebre, desde el aeropuerto hasta el Panteón francés de la piedad, fue encabezado por el propio Ruiz Cortines.

Se cree que el avión en el que Infante viajaba el día de su muerte fue saboteado por órdenes de su “amigo”, el ahora ex Presidente Miguel Alemán, quien, de esa manera, se cobró el amasiato que el “Ídolo de Guamúchil” sostuvo con su mujer durante su sexenio.

 

 

Jesús Vázquez Trujillo

Columnista en el Diario El Heraldo de León, donde publico mi columna sabatina: “Mitos y Novedades de la Historia de México” donde abordo pasajes y/o personajes desconocidos o escasamente tocados por la historia oficial, además de desmitificar algunos hechos históricos. 30 de Agosto de 2014 al 31 de Octubre de 2015.

Comentarios