Ataraxia interrumpida: De pejebots y ataques a la prensa


En el país donde más periodistas

 son asesinados: #ConlaPrensaNO.

No se pueden tolerar ataques coordinados

 a periodistas y medios de comunicación.

LoQueSigue

En el sexenio que quedó atrás con la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador, las redes sociales mexicanas atestiguaron ―y padecieron― uno de los fenómenos virtuales más deleznables: los peñabots.

Fue a partir de 2012, con el regreso del PRI a la presidencia, que comenzó a detectarse la activación de miles de cuentas orientadas a posicionar de manera artificial el nombre de Enrique Peña Nieto, y con esto dar la impresión de que concentraba más apoyo del real.

Tal fue la génesis de los llamados peñabots, cuya presencia en redes sociales continuó todo el sexenio del mexiquense, amplificando tendencias a favor de sus reformas. En el tema de la Reforma Energética, especialistas como Carlos Páez identificaron en tiempo real la activación de cuentas de bots que posicionaron el hashtag #ReformaEnegética para anular la conversación negativa.

Sin duda, fueron la piedra angular de un clima de desinformación, ataques y amenazas que, gracias a una entidad superior ―una real, no el “cabecita de algodón”―, quedaron fuera de la Cuarta Transformación… ¿o no?

El pasado 6 de febrero, se posicionó como Trending Topic en Twiter la etiqueta #ReformaTodoLoDeforma, como respuesta a la nota publicada por dicho diario ese mismo día sobre la omisión de un Penthouse en Houston en la declaración patrimonial de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

No es nuevo para nadie el rechazo que hay entre los seguidores más radicales de AMLO hacia el medio que el tabasqueño constantemente ha vituperado y calificado como “prensa fifí”, pero ¿fueron ellos quienes lograron convertir en tendencia tal etiqueta?

El portal LoQueSigue, que analiza y denuncia malas prácticas en plataformas digitales, especialmente en Twitter, concentró su atención en el hashtag y se encontró con una práctica turbia adoptada por la nueva Administración ―o al menos por sus seguidores―.

“La tendencia #ReformaTodoLoDeforma está impulsada principalmente con cuentas con 0-10 seguidores que dan Rt’s masivos a la cuenta @Fafhoo. El Trending Topic no es orgánico, es coordinado y es tiempo de preguntar quién ordena y paga esto”, expusieron a través de Twitter.

De acuerdo con el análisis, la cuenta de @Fafhoo, que tiene alrededor de 35 mil 700 seguidores, habría sido una de las principales cuentas orquestadoras del golpe a REFORMA, a través de convocar a la “banda chaira y pro AMLO”, pero principalmente desde el mismo esquema de los peñabots, ahora pejebots.

Posteriormente se jactaron ―con la soberbia y desvergüenza de un Taibo II― de haber asestado el golpe con éxito:

https://twitter.com/Fafhoo/status/1093262308741079041?s=19

Y ya que operar las denominadas “granjas de bots” no es barato ni este tipo de acciones se llevan a cabo por el inmenso amor que se le pueda tener a López Obrador, LoQueSigue puso la pregunta sobre la mesa: ¿quién ordena, y sobre todo quién financia, esta red articulada para “defender” al Presidente, que termina generando violencia hacia medios, comunicadores, activistas o cualquiera que revele información negativa de la 4T?

Foto: Sin Embargo.

Foto: Sin Embargo.

Al respecto, Rafael Chacón Berumen, presunto “periodista” identificado como titular de la cuenta @Fafhoo y “fundador” de la #RedAMLOVE, respondió:

“Me han preguntado quién me financia, qué hago, de qué trabajo o de qué vivo, que si me paga AMLO o Morena y hoy les voy a contar la verdad. Recibo dinero de Google. Su servidor tiene una página web de noticias y de ahí obtengo algunos ingresos y además de eso tengo una tienda de abarrotes. Así que yo no tengo ninguna necesidad ni busco nada de nadie. Tampoco me mueve ningún interés”.

Una cosa es aclarar la información publicada, y otra muy distinta atacar al mensajero. Una cosa son los intereses que pueda haber detrás de la línea editorial de un poderoso medio de comunicación a nivel nacional ―que los hay en todos―, y otra poner en riesgo la libertad de prensa y a quienes la ejercen. ¿Desprestigiar así a los medios ayuda a la democracia?

Ante los cuestionamientos, el Gobierno del tabasqueño ―quien fomentó entre sus seguidores más acérrimos, como es usual, el desprecio contra REFORMA cuando se publicó el caso de Sánchez Cordero―  se deslindó de estos grupos y ha negado cualquier relación con tales cuentas.

La Red de Apoyo de la 4T, canal oficial del Gobierno federal ―donde se coordinan también TT’s en apoyo a AMLO y participan funcionarios y legisladores― aseguró desconocer a @Fafhoo y #REDAMLOVE como parte de Morena, y negaron que esté ligado al Gobierno de México.

¿Por qué un presidente que se jacta de poseer una popularidad histórica necesitaría que se defienda su imagen en redes? ¿Por qué una Administración que presume como estandarte ser distinta a cualquier antecesor tendría que incurrir en las mismas prácticas? ¿Por qué desprestigiar a los medios en cuanto se destapan asuntos turbios?

Lo cierto es que no es fortuito cuestionar si en el Gobierno se han usado recursos públicos para generar estas campañas donde han participado funcionarios y cuentas oficiales gubernamentales, y cuál es el tamaño del aparato de este tipo de apoyo simulado.

Y mientras escribo esto, un nuevo golpe se orquesta desde la misma trinchera por un caso que parece un deja vu: El Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, posee un condominio, también en Houston, de más de 6.6 millones de pesos que no aparece en su declaración patrimonial. ¿El mensajero? Adivinaron…

¿Recuerdan la resistencia de estos funcionarios para evitar que se diera a conocer su listado de propiedades? Y es que el problema no es que las tengan, pues llevan más de cinco décadas viviendo del erario público, pero ¿por qué ocultarlo? ¿Acaso no iba a ser la honestidad el hito que marcaría este nuevo Gobierno?

En julio de 2017, la Universidad de Oxford publicó el estudio “Troops, Trolls and Troublemakers: A Global. Inventory of Organized Social Media Manipulation”, en el que se identifica a México como uno de los países en los que el Gobierno, entonces a cargo de Peña Nieto, empleaba ejércitos de bots tanto en Twitter como en Facebook para manipular la opinión pública. No parece que esto se haya superado aún.

A partir de los hechos que interrumpieron mi ataraxia esta semana, la Cuarta Transformación tiene de distinta lo mismo que yo de #AMLOVER…

Fuentes: loquesigue.tv, Sin Embargo.

 

Pirrón Kapuściński

Antiguo rey narrador, físico[CULTURISTA] y artista contemporáneo aprobado por Avelina L. Inflación cosmogónica, interrupción legal de las ideas y enmascaramiento de la verdad a precio de menudeo.

Comentarios