2018 Año Crucial.


2018 año Crucial:

Hace algunos días en las redes sociales, y seguramente en la mayoría de las familias mexicanas, había buenos deseos e intenciones para que este 2018 esté lleno de éxitos.

El trabajo o el ocio de cada uno de nosotros determinará en gran medida nuestro rumbo como personas y como sociedad, pero hay una decisión colectiva que marcará no sólo el 2018, sino los próximos seis años.

Me refiero a la elección de nuestros gobernantes y representantes: Presidente, Gobernadores, Alcaldes, Diputados Federales y Locales.

Pienso que esta elección será la mas disputada en la historia de nuestra democracia, pues los tres aspirantes punteros tienen las mismas posibilidades de ganar la presidencia de la República, pero quien resulte vencedor no ganará con la mayoría, sino con la primer minoría de los votos; es decir, la suma de los votos obtenidos por los candidatos que no ganaron será mucho mayor —ando menos el doble— que los sufragios obtenidos por el ganador.

Es claro que gane quien gane no tendrá una tarea ni un camino fácil para gobernar, dado que lo anterior puede traducirse en falta de representatividad y falta de confianza, además de las grandes posibilidades de que la mayoría o primera minoría en las cámaras (senadores y diputados) sean de extracción partidista distinta al ciudadano electo como presidente, podria derivar en bloqueos o enfrentamientos permanentes al momento de legislar.

Pero esto no es del todo negativo, habla de la pluralidad existente en nuestro país, pluralidad que como en pocas ocasiones podría estar verdaderamente representada.

Quien resulte ganador en estos comicios tendrá que hacer gala de sus habilidades políticas y dejar de lado la “politiqueria”; es decir, no serán suficiente los discursos baratos o las actividades de propaganda clientelar —reparto de dádivas—, tendrán que hacer propuestas realistas y factibles, tendrán que hacer a un lado las cuestiones ideológicas (izquierda, derecha) y actuar con pragmatismo social (hacer lo que la sociedad requiere en el momento preciso). Tendrán que estar en constante diálogo y concensar con las distintas fuerzas políticas.

Por tanto, los institutos políticos tienen una gran responsabilidad: deberán postular a los mejores perfiles (gente preparada, con experiencia, con verdadero compromiso social…) y no a operadores políticos —expertos en acarreo—.

Pero es ineludible la responsabilidad que tenemos como ciudadanos. Hay quienes desconfían de las instituciones encargadas de preparar la elección, por lo que la única forma de garantizar que todo sea transparente es involucrándonos en la organización de los comicios, participando como funcionarios de casilla o como observadores electorales. Y, principalmente, ejerciendo nuestro derecho a votar.

 

 

 

 

 

Miguel Ángel Martínez González

(Nezahualcóyotl Estado de México). Pasante de la Lic. en Economía por la UNAM. Actualmente es comisionado de Organización de “Vamos Juntos” Agrupación política Nacional con registro ante el INE, Fundó la Iniciativa y hoy colectivo “Escuela de Cuadros Independientes” ha colaborado en diversos proyectos políticos nacionales, siempre convencido de que los ciudadanos podemos hacer la diferencia y nadie tiene la verdad absoluta, busca hacer política basada en ideas y propuestas fundamentadas en evidencias y no en ocurrencias.

Comentarios