Twin Peaks: The Return (Parte 1 y 2)


Nota: La estructura de los textos en esta ocasión se plantea así: Una revisión de momentos clave de cada episodio y un apartado de highlights e ideas generales para reflexionar. Spoilers incluidos.

Después de más de 30 horas de filmación, Twin Peaks regresó a las pantallas de TV con dos episodios transmitidos el pasado 21 de mayo a través de la señal de Showtime.  La idea de esta serie de recaps no es otra más que extender el placer de lo visto y crear un diálogo después de disfrutar ―o sufrir― cada episodio de la nueva temporada.

Si bien las primeras temporadas tenían un cierto planteamiento lógico y lineal, es decir, el plot trataba sobre conocer quién era el asesino de Laura Palmer, la tercera temporada muestra ya un pleno desarrollo a través de los simbolismos creados en las primeras temporadas; en ese sentido, aquel nuevo espectador que se quiera acercar a la nueva Twin Peaks, simplemente no podrá hacerlo sin haber visto las temporadas previas. El mismo David Lynch ha descrito que la clave para entender esta nueva temporada de la serie se encuentra en los primeros minutos de Fire Walk With Me (1992), en una escena que tiene que ver con simbolismos e interpretación de una mujer en vestido rojo con una rosa azul en el pecho. Dicho eso, comencemos.

EPISODIO 1.

Después de ver cumplida la promesa que Laura Palmer (Sheryl Lee) le hizo al agente Dale Cooper (Kyle Maclachlan) en la segunda temporada ―Te veré otra vez en 25 años…―, la tercera temporada abre en lo que parece ser un plano desconocido de la Black Lodge; “El gigante” y el agente Dale Cooper mantienen una conversación sobre algunas pistas importantes que serán útiles en el futuro para el agente. Seguido a esto, Cooper desaparece.

El momento antes descrito y la nueva entrada de créditos de la serie nos hablan de dos cosas: Twin Peaks (el pueblo que le da nombre a la serie y en la cual se desarrollan las primeras dos temporadas) ya no será el centro de la acción, sino simplemente la conexión para continuar la narración de la relación entre dos mundos.

La caja de vidrio, presentada al inicio del episodio, se convierte en el primer nuevo enigma.  El cubo de vidrio es cuidado por un joven que se encarga de cambiar las memorias de video de la cámara para mantenerla activa y vigilante 24/7. Causante de un asesinato, esta caja parece ser la conexión entre ambos planos existenciales.

 

De la vieja Twin Peaks a los únicos que podemos apreciar son al Doctor Jacoby, quien parece estar retirado en una casa rodante dentro del bosque; a Ben Horne y su hermano Jerry en The Real Great Northern Hotel; mientras que Lucy y Andy siguen desarrollando sus mismos puestos en la comisaría del pueblo. Lo que se agradece bastante es la aparición de la fallecida Catherine E. Coulson en el personaje de Margaret, quien parece ser la persona que tiene las pistas para resolver la desaparición de Dale Cooper tiempo después del final de la segunda temporada.

El tono de la serie se vuelve completamente distinto al de sus temporadas antecesoras, ahora la narrativa es sórdida y oscura. La primera media hora nos remite completamente a Mulholland Drive y a Inland Empire, con momentos claves como el recorrido por la oscuridad del “Cooper malo”, cuyos instantes parecen sacados de Lost Highway. Hasta este momento del estreno no se entiende por qué existe un Cooper badass en el mundo terrenal.

Los escenarios en el regreso de Twin Peaks se extienden: Nueva York y South Dakota son horizontes que amplían el universo en este primer episodio y nos arrojan más enigmas. Después de que un cuerpo fuese hallado en un departamento de South Dakota, un nuevo personaje, William Hastings (personificado por un maduro Matthew Lillard), es acusado del asesinato; sin embargo, la duda nos corroe a todos por saber si es él o no el asesino, ya que el modus operandi es tétrico.

EPISODIO 2

La segunda mitad del regreso de Twin Peaks remarca los temas de las temporada pasadas. Por ejemplo, la violencia contra la mujer, un argumento que plantea Liza Shannon, quien cuestiona el tratamiento y la vigencia de estos temas dentro de la serie. Lo cierto es que Lynch continúa utilizando arquetipos de masculinidad. ¿Quiénes fueron víctimas de violencia en estos primeros episodios? Recordemos. Tracy, fue asesinada mientras mantenía relaciones con el vigilante del cubo por el ente que apareció allí. Daria, fue violentamente torturada psicológicamente antes de ser asesinada por el “Cooper malo”; y una asistente de librería es encontrada decapitada en una zona habitacional de South Dakota.

En Black Lodge entendemos que el “Cooper malo” que habita el mundo real, no es otra cosa que el doppelgänger de Cooper, el cual  vimos en el final de la segunda temporada. El “Cooper malo” mata a Phillys Hastings ―la esposa de William―, y tras este asesinato, por la forma en que el cuerpo queda desfigurado, nos damos cuenta de que es él quien asesinó a la asistente de biblioteca del departamento en South Dakota.

Para el final del episodio la historia se mueve de arriba hacia abajo y en espiral (literal), dentro de los espacios multidimensionales en los que Cooper parece estar suspendido una vez que encontró la salida de la Black Lodge. La narrativa juega con el tiempo, avanzando a un ritmo deliberado, ocasionalmente volteando hacia atrás, tal vez revolviendo eventos fuera de secuencia. Todo inteligentemente manipulado para jugar con el espectador.

Highlights.

  1. Tras ver estos primeros episodios lo primero a resaltar es el apartado visual. En el regreso de Twin Peaks las tonalidades grises y sepias resaltan; esa paleta de colores pone el tono de la serie en su conjunto. Como se leía en comentarios de la red, visualmente no hay nada más arriesgado que se haya presentado en la TV de los últimos años. Lynch regresó en plan grande.

 

  1. Is it future or is it past? ―¿Es el futuro o es el pasado?―. Dale Cooper en la Black Lodge es cuestionado sobre si lo que está viviendo ahí es el futuro o el pasado. Pensar en una historia circular no suena tan descabellado. Aún más después de ver como se emula la icónica escena final del piloto.

 

En esa misma escena aparece en pantalla, cubierta por la oscuridad de un vestido negro, Laura Palmer, quien le dice a Cooper “Ahora, puedes irte”. Laura pone las manos sobre su rostro y destapa un brillo intenso. La careta que oprime a Laura remite a la que encuentra Cooper en el final de Slaves or masters (S02 E15). Ciertamente no parece haber ninguna conexión entre ambas cosas -¿o sí?- ya que la máscara que encuentra Cooper es una pista que Windom Earle le deja al agente para resolver un misterio de aquella temporada.

 

  1. El diseño de sonido a cargo de David Lynch es impresionante. “El gigante” le dice a Cooper desde el inicio del episodio que ponga atención al sonido, lo cual no es sólo un aviso para él sino para todos nosotros. La caminata de Laura en la Black Lodge, los gritos del ente que sale de la caja de vidrio y la desesperación sonora en la carretera son irrefutables pruebas de que Lynch va por todo.

 

Tras estos dos capítulos de Twin Peaks observamos casi un compendio de toda la obra de Lynch. Es casi un testamento con todas sus obsesiones. Deja más enigmas que respuestas, y lo único que nos queda claro es que aquello que venga será aún más difícil de comprender. Los dos primeros episodios terminan en el Bang Bang Bar, el cual está remodelado y con mayor afluencia de gente. En donde Shelly y James pasan el rato balanceándose suavemente al ritmo de synthpop.

Sabemos que Lynch tiene una antigua afición por las mujeres cantando frente a las cortinas rojas o bañadas en luz azul, pero en lugar de Dorothy en Blue Velvet, o Rebekah del Río en Mulholland Drive, ahora tenemos a Ruth Radelet, la cantante de Chromatics, cantando ‘Shadow’. El episodio termina calmando los ánimos: “Shadow take me down with you!”.

Mientras que éstos dos primeros episodios fueron transmitidos en televisión, en las plataformas on demand de Showtime estuvieron disponibles los siguientes dos episodios, es decir, hasta el número cuatro. La siguiente semana presentaremos las recaps de los episodios 3 y 4 que se transmitirán este domingo 28 de mayo en TV y continuaremos respetando los lanzamientos de TV hasta septiembre.

 

Fernando Teodoro Gabino

Egresado de la Licenciatura en Historia por parte de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán.

Comentarios