Competencia Internacional: Los Tiempos Felices Llegarán Pronto


La más reciente cinta de Alessandro Comodin fue presentada en la séptima edición de FICUNAM.

El director italiano fue uno de los invitados del Festival, y vino por primera vez a México con el fin de dar a conocer su filme, uno de los contendientes dentro de la categoría de Competencia Internacional.

En medio de un bosque, dos jóvenes saltan de un muro, escapando de lo que parece ser una prisión en algún tiempo pasado, y se adentran en la naturaleza que se retrata aún con el cielo oscuro y hasta el amanecer. El entorno arbolado cobra cada vez más relevancia dentro del retrato hasta convertirse en un personaje más. Aquí, los protagonistas, sin motivación manifiesta que origine su huida, permanecerán tratando de sobrevivir con lo que tengan a su alcance. Es esta misma locación la que envolverá una segunda historia, una del presente, cuyos elementos particulares la entrecruzarán con la primera parte y cuyo fin brindará la posibilidad de lectura de que lo que se ve es cíclico, un círculo que termina y vuelve a comenzar.

En una función especial, el propio director presentó su largometraje como una historia de gente joven que trata de ser libre pero, por razones diversas, no lo consigue, aunque no por ello dejan de perseverar tal propósito.

Comodin contó que el título de su película, ‘Los tiempos felices llegarán pronto’, fue elegido luego de que un amigo suyo dijera tal frase durante una charla que tuvieran, aunque paralelamente funciona como un mantra que los personajes del filme se repiten de manera constante para vivir; “es lo que hay después, atrás de ese muro”.

El elemento “bosque” no es casualidad. El italiano comentó cuánto tiempo le tomó dar con el bosque ideal, el que retrataría en su película, tomando en cuenta que sería un recurso entendido no sólo como locación que vincula las historias sino como un móvil que represente la idiosincrasia rural, las leyendas y la mitología que puede asociarse con ello. El scouting fue de alrededor de año y medio y, aunque “en todos lados hay árboles y todos los árboles son parecidos”, Alessandro encontró una naturaleza cercana a la frontera entre Italia y Francia que cumplió con dos de las particularidades que buscaba: que tuviera historia detrás –por la zona, asociada con la martirización y la guerra–, y que tuviera lobos.

Sébastien Blayac, programador de FICUNAM, moderó la sesión de preguntas entre el director y el público y comentó que fue él quien, al ver la cinta de Comodin, supo que le gustaría que formara parte de la Competencia Internacional. En la ceremonia de clausura de #FICUNAM7, ‘I Tiempo Felici Verranno Presto’ recibió el Premio Puma como Mejor Película.

Karla M. Ricalde

Karla M. Ricalde (1992). Lic. en Comunicación y Periodismo. Ha colaborado para Indie Rocks!, Chilango y Tierra Adentro.

Comentarios