“El abrazo de la serpiente” de: Ciro, para: Colombia y el mundo.


Ciro Guerra consiguió con su tercera película dejar muy en alto el nombre de Colombia, si a cine nos referimos. La cinta, aunque posee una historia central, se basó en varios hechos ocurridos en el Amazonas que, entre otras cosas, la mayoría de propios y extranjeros no conoce: El genocidio debido a la guerra del caucho, la existencia de un supuesto mesías en medio de la selva que lideró suicidios colectivos, y la extinción de comunidades indígenas. Sin duda una apuesta nueva para el cine en Colombia. Aunque innegable el sello de su director (La Sombra del Caminante, Los Viajes del Viento, películas rodadas por Ciro Guerra en 2004 y 2009 respectivamente) donde se narran historias con alto nivel de introspección usando los viajes como excusa, El Abrazo de la Serpiente prácticamente se aparto del resto del cine hecho en el país, y se convirtió en una exponente de las películas de gran formato en Colombia, sobresaliendo a las típicas historias que recrean la vida de una familia de clase media, o problemas sociales como la prostitución y el narcotráfico, poco creativas y por demás discutibles.

045798

La película está inspirada en las más de dos mil fotografías que hizo Koch Grünberg y en los diarios del botánico estadounidense Richard Evans Schultes. Ciro y sus colaboradores volvieron ficción la historia con Karamakate. Un chamán amazónico, último sobreviviente de su tribu que se encuentra con ambos extranjeros en distintos momentos, recorriendo la selva colombiana para encontrar una planta sagrada:  la Yakruna. La cinta es filmada a blanco y negro, justamente recreando las fotografías de Grünberg que además evoca una selva que ya no existe.

El Abrazo de la Serpiente es la primera película nominada a un premio Óscar en la categoría de mejor película de habla no inglesa, dejando fuera de concurso excelentes filmes como Una Paloma se Posó en una Rama a Reflexionar Sobre la Existencia del director sueco Roy Andersson. Y aunque la colombiana no ganó la estatuilla, ha recibido premios y nominaciones en festivales de gran importancia como Cannes, distinguida con el premio Art Cinema  ‒que permitió la distribución de la película en una red de tres mil salas asociadas en Europa, Estados Unidos, África y América latina 1 ‒, el festival de cine de Toronto, Sudance; ganó mejor filme iberoamericano en los premios ARIEL, ocho nominaciones a los premios Platino, mejor película en la categoría de ficción del festival de Lima, cuatro premios Fénix en México y ocho galardones en los premios Macondo Colombia.

Suman razones para creer en el cine made in Colombia, tal vez por eso su productora Cristina Gallego contó a los medios locales que “tocaron muchas puertas”; finalmente la dificultad de hacer cine en Colombia aún es latente, y después de realizada la película el problema está en lograr que se vea en el país, donde solo el 10% de los largometrajes exhibidos son nacionales. A pesar de recibir múltiples elogios por la crítica internacional en el país, este filme sólo fue visto por 331,875 espectadores, un total dado entre las dos fechas de su proyección antes y después de la nominación al Óscar.

No sobra extender la invitación a dejarse envolver por el cine colombiano y ver El Abrazo de la Serpiente.

Gabriela Patiño Molina

Artista visual, socióloga, feminista, enamorada del cine y el jazz. Estudió en la Pontificia universidad Javeriana de Bogotá, ha participado en la creación de diferentes proyectos audiovisuales para productoras independientes colabora activamente con medios de comunicación en Colombia como ilustradora y fotógrafa, Actualmente trabaja en la revista feminista de comunicación alternativa y popular “Mirabal” en el marco de un proyecto de educación para mujeres jóvenes con enfoque de género. Conductora del programa radial “mujeres en radio, nuestras voces al aire”.

Referencias

  1. Cifra: Diario colombiano “El Tiempo” “Ciro Guerra ganó premio en Cannes con el abrazo de la serpiente” Mayo/22/2015

Comentarios