Vive Latino ayer y hoy. La evolución del Festival Iberoamericano de Cultura Musical.


Musicalmente el año de 1998 fue en México el punto de partida para uno de los eventos más importantes en el país, en él se dio origen a uno de los festivales más representativos para la cultura musical en América Latina, es decir, el Vive Latino.

El también conocido como “Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino”, surgió en un contexto importante para el impulso de diversos géneros musicales en el país, como el rock y el ska, –por mencionar algunos– los cuales fueron ganando terreno gracias a la amplia demanda de eventos de diversas características y principalmente gratuitos. Esto fue un aspecto atractivo para muchas empresas y personas relacionadas con la organización de shows de diferentes características.

Cartel vive Latino 1998Con el fin de generar un evento en el que se agruparan bandas en proceso de consolidación y grupos emergentes del gusto del público juvenil, principalmente, el 28 y 29 de noviembre de 1998 se presentó la primera edición del festival. Éste fue realizado en el Foro Sol, ubicado al oriente de la Ciudad de México, y desde esa fecha el recinto quedaría marcado como el lugar de reunión anual para los asistentes del “Vive”

Esta primera edición fue un reflejo importante de la situación musical en español, ya que era interesante ver la relación de músicos que se presentaron. Para este periodo, bandas como Caifanes, Soda Stereo y Héroes del Silencio (situadas como unas de las más importantes del rock en español) ya se habían desintegrado, y por ello algunos grupos pudieron ir ganando terreno en la escena. En este caso podemos nombrar a Café Tacvba, Aterciopelados, La Barranca, Los Tres, El Tri, La Cuca, Molotov, La Castañeda, y algunos otros; los cuales junto a nombres emergentes y agrupaciones en desarrollo, se encargaron de darle color a la primera edición del festival y así dar a luz a un evento que ya es tradición en el país.

El Vive Latino se ha desarrollado ya en 16 ocasiones, cumpliendo un ciclo anual desde 2003, pues en los años 1999 y 2002 el festival no se llevó a cabo por cuestiones desconocidas. Se han presentado agrupaciones a nivel nacional e iberoamericano, bandas consolidadas, en crecimiento y algunas muy emergentes. Sin embargo, el “Vive” fue abriendo poco a poco sus puertas a propuestas de nivel mundial, llamando la atención y la participación de grupos ingleses, australianos, canadienses, africanos e incluso japoneses. Además de la amplia variedad de géneros que muestra una celebración llena de sonidos diferentes de cada región y diversidad cultural tanto en asistentes como músicos, entre otras cuestiones.

Cartel Vive Latino 2009

La dinámica del “Vive” ha sido con el paso de los años juntar a varias bandas en diferentes escenarios. Los cuales han ido tomando formas distintas por los géneros que se presentan. Originalmente el festival proponía 2 escenarios, y con el tiempo se ha llegado a tener hasta 5 recintos donde se dividen propuestas en común. Conservando el escenario principal con las bandas de mayor renombre o más sonadas en el momento, la creación de escenarios como la “Carpa intolerante”, por ejemplo, o las carpas donde se presentan proyectos de diferentes DJ’s fue un parte aguas para la llegada de nuevos sonidos al festival.

Fabulosos Cadillacs, Los Auténticos Decadentes, Caifanes (en su segunda etapa como banda), Los Tres, Molotov, Café Tacvba, El Tri, y nombres como el de Gustavo Cerati, Enrique Bunbury, Vicentico, Julieta Venegas, Cecilia Toussaint, Ely Guerra, Andrés Calamaro, entre otros, son algunos de los máximos exponentes de la cultura musical en español que se han presentado en el festival. Y además, no hay que olvidar la entrada de participantes de otras regiones que se han presentado en el “Vive” como el caso de The Specials, Madness, Arcade Fire, Placebo, Tokyo Ska Paradise Orchestra, Blur, Tame Impala, por nombrar algunos.

Cartel Vive Latino 2014

El hecho de que el festival con el paso de los años haya presentado diversas modificaciones ha generado que se le cuestionen muchos aspectos importantes, como el agregar más días, pasando de 2 a 4; o el caso de grupos que muchas veces se consideran fuera de la escena que presenta el evento, como la aparición de Los Ángeles Azules o Los Tigres del Norte como parte del cartel de los años 2013 y 2014, respectivamente. También está la aparición de sonideros encargados de rescatar un poco de la música que se baila en los barrios de la Ciudad de México, como La Conga, Pancho y Sonorámico, entre otros; sumando también, que con el paso de los años, por la creciente cantidad de grupos en el festival, este ha generado un mayor costo en sus entradas, aspecto que también es criticado en muchas ocasiones.

En el 2016, Vive Latino presenta la edición 17 del festival, mostrando 79 nombres de agrupaciones y personas, tanto conocidas como recién surgidas en el medio. Esta ocasión la cita será los días 23 y 24 de abril en  el lugar de siempre, contando con 5 escenarios nombrados con productos de los diversos patrocinadores. Los Auténticos Decadentes y The Prodigy serán los encargados de cerrar el evento en el escenario principal, y se verá la actuación de grupos como Café Tacvba, Todos tus Muertos, Cultura Profética, Los Toreros Muertos, No Te Va Gustar, Plastilina Mosh, y varios más, tornando interesante la aparición de la banda Two Door Cinema Club, así como la participación de  personajes ya conocidos como Bunbury, Vicentico, Gustavo Cordera (ex Bersuit), Nach, Natalia Laforcade, por mencionar algunos.

La trascendencia del Festival Iberoamericano de Cultura Musical ha llegado a tal punto de ser comparada con festivales internacionales de la talla de Coachella, Glastonbury, Reading Festival, Lollapalooza, etc., así como el llevar el Vive más allá de México, realizando una edición especial del festival en Chile en el año 2007. A pesar de ello (y a opinión muy personal), se ha tenido que recurrir a nuevas medidas para seguir mostrando un atractivo a los buscadores de festivales musicales. A la larga tal vez esto genere decadencia de cierta manera en el evento, mezclado con ello la aparición de otros nombres como el Corona Capital, el festival Ceremonia, Knot Fest, o el Hell and Heaven, todos realizados en el país. Sin embargo, y aunque el Vive Latino ya no muestre esa imagen que dio a sus seguidores a principios del siglo XXI, no hay que alejarse de la importancia que ha tenido en la escena musical en México. Tal vez ya no haya comparación en cuanto a lo que se pedía para el festival en los primeros años y ahora, pero el hecho de seguir generando expectativa año con año del cartel que viene, nos deja reflexionar mucho, principalmente ¿qué hubiera sido de la música en México sin el Vive Latino?

Félix Omar Ruiz Sánchez.

Egresado de la Licenciatura en Historia por la FES Acatlán, sus líneas de interés giran en torno a la historia de la música e historia cultural del siglo XX. Músico tradicional, miembro de los ensambles de música antigua: “Conjunto Típico Revoluciones” y “Pan de Jarabe”, con los cuales ha realizado distintas giras a nivel nacional.

Comentarios