El hombre detrás de la chica del dragón tatuado.


Stieg Larsson o el soñador insomne.

I

“La mujer es al hombre lo que el esclavo es al amo. O lo que el obrero al intelectual, o el bárbaro al heleno. La mujer es un hombre no desarrollado.” Aristóteles.

Lisbeth salander 1

Dicen que “detrás de un gran hombre hay una gran mujer”. Esta frase, además de imprecisa, es en parte la causa de nuestras neurosis. Porque para ser “un gran hombre”, tenemos que ser exitosos, con solvencia económica, con renombre y con claro “liderazgo”; y al mismo tiempo hay que ser sensibles y detallistas pero aguerridos y seguros; por ello no debemos mostrar nuestras emociones so pena de ser vulnerables, pues cualquier fémina que se respete sabe que no debe compartir su vida con un cobarde. Basta echar una leída al interesante estudio publicado por El País para darnos una idea de hasta dónde nos han llevado nuestros propios paradigmas. En cambio “una gran mujer” debe, como dice la frase, estar detrás del “gran hombre”, cuidar de la casa y de los niños, esperar abnegada a que su macho alfa sea todo lo antes mencionado y rogar a Dios porque toda esa vitalidad no desemboque en frustración, y ésta a su vez en violencia. Si decide que no quiere ser la sombra de su pareja, está condenada ‒en la mayoría de los casos‒ a estar sola. Y aunque quiera ser madre, si su hijo no tiene un padre, su vida se volverá una tragedia. En fin, digo esto para recordar que aunque nos sintamos muy progres, seguimos viviendo en una sociedad recalcitrantemente conservadora.

Toda esta “perorata” viene a colación porque algo similar ‒aunque en sentido opuesto‒ ocurrió con el hombre detrás de La chica del dragón tatuado, aquella que cautivó a muchos en la película homónima, inspirada en la novela Los hombres que no amaban a las mujeres, dirigida por David Fincher y protagonizada por Daniel Craig y Rooney Mara. Su creador, Stieg Larsson, es únicamente conocido por esta inigualable trilogía de novela negra, mas no como el activista social a favor de los derechos de las mujeres y muchas otras minorías en Suecia. Considero necesario abordar en este ensayo la vida de Larsson en busca de claves para entender el éxito de la saga de la revista Millenium.

Debo confesar que comencé a leer a Larsson por puro morbo. Cuando se publicó la cuarta entrega de Millenium no había leído ni la primera. Vaya, que ni siquiera sabía de qué iba la historia. Me intrigaba saber por qué tanta gente hablaba de Lo que no te mata te hace más fuerte y sobre todo, ¿por qué diablos estaba hecho por otro tipo? Absolutamente ignorante de quiénes eran Lisbeth Salander y Mikael Blomkvist, decidí adentrarme en Los hombres que no amaban a las mujeres, aunque el título suene más a algún libro de autoayuda que a una novela negra. Cabe mencionar que el título original podría traducirse como Los hombres que odian a las mujeres, lo cual se apega más al contenido del libro… Aunque este ligero cambio en el nombre sea quizá una decisión por parte de la editorial para apegarse a lo “políticamente correcto”.

La historia te atrapa desde el principio. Y de ahí hasta la última página del tercer libro pasarás unos días en los cuales no has hecho más que leer y tratar de desentrañar los misterios que Larsson te va sembrando párrafo a párrafo: ¿Dónde está Harriet Vanger? ¿Cómo salió de la isla, propiedad de su familia, donde se le vio por última vez? ¿Está viva o quién la mató? ¿Quién sigue enviando flores secas a Henrik Vanger, el día de su cumpleaños, como lo hizo Harriet durante los siete años anteriores a su desaparición?

Mikael Blomkvist, un periodista sueco que se dedica a ventilar los trapos sucios de las políticas y las finanzas, ha sido declarado culpable de quince casos de grave difamación en contra de un empresario y no hay manera de demostrar su inocencia. Blomkvist decide tomar un año sabático y cumplir cabalmente con su condena. Al enterarse de que Mikael está fuera del juego mediático, Henrik Vanger lo contrata para que investigue el paradero de su sobrina, desaparecida treinta y seis años atrás sin explicación aparente. Todo el primer volumen de esta saga girará en torno al paradero de Harriet y para hallarla Blomkvist necesitará de la genialidad de Lisbeth Salander.

Lisbeth salander 2

Salander es el arquetipo de la anti-heroína: Una “inadaptada” bisexual y tatuada que vive en un departamento paupérrimo, herencia de su madre; se alimenta con comida chatarra y tiene a un tutor que se encarga de pagar sus cuentas; pero al mismo tiempo es una investigadora meticulosa, tiene memoria y lectura fotográficas y siempre busca venganza cuando la agravian. No sigue valores morales y sin embargo tiene una ética muy definida.

Éste es el quid en los dos siguientes tomos. ¿Quién es realmente Lisbeth Salander? Tras un malentendido, Lisbeth desaparece de la vida de Mikael, pero el asesinato de un colaborador de Millenium y su esposa los vuelve a poner en el mismo camino: Es Salander la principal sospechosa del crimen… ¡Y Blomkvist el único que confía en su inocencia! A lo largo de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina iremos descubriendo la vida de Lisbeth Salander: su origen, su infancia y todos los avatares por los que tuvo que pasar a causa de su apariencia, su supuesto autismo, y sobre todo, la existencia de Zala, un misterioso hombre que la marcará de por vida.

Esta búsqueda continúa en La reina en el palacio de las corrientes del aire, donde Lisbeth tendrá que cooperar con la hermana de Mikael para demostrar su inocencia, a pesar de estar incomunicada. Blomkvist recurrirá a un amigo para conseguir introducir un celular con internet al sitio donde Salander está recluida. Este personaje es Kurdo Baksi, quien existe en la vida real y era el “hermano menor” de Larsson. En su libro Mi amigo Stieg Larsson, Baksi nos da las claves para entender a Frankenstein (Larsson), y a su criatura (Salander).

En la siguiente entrega ahondaremos en la vida de Stieg Larsson en busca de Lisbeth Salander.

 

1234

José G. S. García

[@Xose_G_S_Garcia]. Aprendiz de escritor y prófugo de la academia de historia en la FES Acatlán-UNAM, ha sido y es profesor freelance.

Referencias

  1. Larsson Stieg, Los hombres que no amaban a las mujeres, Barcelona, Destino, 2008.
  2. _____, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, Barcelona, Destino, 2008.
  3. _____, La reina en el palacio de las corrientes de aire, Barcelona, Destino, 2009.
  4. Baski Kurdo, Mi amigo Stieg Larsson, Barcelona, Destino, 2010.

Comentarios