August Spiess. Tristán e Isolda en el jardín, (1881).
Choque de ideas en una misma época. La sociedad medieval estaba regida por las leyes de la Iglesia, así que los conceptos de amor, sexo y matrimonio tenían otro sentido muy diferente al que actualmente se tiene. El matrimonio sólo era una unión cuyo objetivo era la alianza entre dos familias ―en lugar del amor entre dos personas― para lograr […]

El amor en el ciclo artúrico.



A Oscar Lira y el Maestrin    ―Esta es la otra casa, el diseño fue obra del pintor y escultor Zacatecano ganador del premio Nacional de Ciencias y Artes Manuel Felguerez. De ahí la naturalidad de la luz en su estructura, la estética de las líneas en las habitaciones y los jardines, el fino decorado con muebles alemanes. ¿Ves aquel […]

Anhelo 44


Las batallas en el desierto cumple 37 años desde que fue publicado por primera vez en el suplemento “Sábado” del periódico Unomásuno, aquel 7 de junio de 1980. Así pues, aprovecho este aniversario para hablar de la obra que inauguró mi biblioteca personal cuando sólo tenía diez años de edad. Sé que muchos habrán leído esta obra en la infancia […]

A 37 años de Las batallas en el desierto, “el ...


A don Güilibaldo García, q.e.p.d. Suponer  que  hay  pueblos  que  son  indiferentes  a  la  muerte  es  pensar  a  esos  pueblos  como  manadas  de  animales  salvajes. Roger Bartra, La jaula de la melancolía. Si la esperanza en el hombre nuevo fue sustituida por las muertes de dios; de las ideologías; y el correspondiente suicidio simbólico del propio hombre nuevo; ¿vivimos realmente […]

#TodosSomosZombies: Un fetiche de la democracia. (Parte 3.3)



William Wyler, Frank Capra, George Stevens, John Ford y John Huston eran a mediados de los años treinta y principios de los años cuarenta, lo mejor de lo mejor en cuestión de dirección cinematográfica en Hollywood. Algunos de ellos ya habían ganado premios Oscar y sus películas regularmente eran éxitos de taquilla, pero no sería hasta el ataque de Pearl […]

Five Came Back: El cine más allá de las imágenes.



Su respiración agitada, mi mano temblorosa y nerviosa alrededor de su espalda, un ir y venir constante de su respiración y sé que todos los caminos terminan aquí con un alma y cuerpo que rinden tributo al Dios que origina su nombre … “¿Te acuerdas? …. Sí, me acuerdo …. Lo dices como si hubieras cambiado de sentimientos” El día […]

Tu lado obscuro.